La agricultura orgánica, llamada también ecológica, es un sistema de producción que mantiene y mejora la salud de los suelos, los ecosistemas y las personas. Se basa fundamentalmente en los procesos ecológicos, la biodiversidad y los ciclos adaptados a las condiciones locales, sin usar insumos que tengan efectos adversos. La agricultura orgánica combina tradición, innovación y ciencia para favorecer el medio ambiente que compartimos y promover relaciones justas y una buena calidad de vida para todos los que participan en ella.

La agricultura ecológica apoya y realza los sistemas ecológicamente sanos de producción de alimentos que brindan seguridad alimentaria. El acceso a una alimentación adecuada, de la calidad y diversidad necesarias para mantener una vida activa y sana es un derecho humano fundamental.

La agricultura basada en insumos químicos resultó ser insostenible Cada año, más de 200 millones de hectáreas de tierras agrícolas se pierden debido a la salinización. En muchas partes del mundo, los rendimientos están disminuyendo a pesar del aumento en el uso de insumos químicos. La agricultura moderna hace un uso derrochador del agua, destruyendo suelos y aumentando las amenazas a la biodiversidad y los ecosistemas. Los plaguicidas son una gran amenaza para la salud de los productores y trabajadores agrícolas, especialmente en los países en vías de desarrollo, y también para la vida silvestre. Los cultivos genéticamente modificados generalmente rinden 10% menos que las variedades equivalentes que no han sido modificadas y obligan a los productores que los utilizan, a firmar contratos altamente restrictivos. Por otro lado, la obesidad está socavando la salud de adultos y niños en todo el mundo desarrollado. Esto se debe en parte a la calidad de los alimentos disponibles. 

La proporción de cultivos producidos ecológicamente está aumentando rápidamente en todo el mundo. Mucho de lo que está ocurriendo en el mundo desarrollado está siendo impulsado por los consumidores que exigen alimentos sanos, libres de contaminación de plaguicidas y organismos genéticamente modificados. En los países en vías de desarrollo, la agricultura ecológica proporciona a los productores los medios para obtener mejores precios para sus productos.

Cada vez más se reconoce a la agricultura basada en principios ecológicos como uno de los principales contribuyentes al combate de la pobreza y el establecimiento de la seguridad alimentaria en los países en vías de desarrollo. Para que la agricultura ecológica pueda contribuir mejor a alcanzar la seguridad alimentaria, se necesita del apoyo y participación de la sociedad en conjunto, tanto de las entidades responsables de las póliticas que aceleren su implementación como de los consumidores quienes se encuentran ahora más que nunca empoderados para un consumo responsable.

  

Adaptado de “Agricultura Ecológica y Seguridad Alimentaria” – IFOAM.

https://www.ifoam-eu.org/sites/default/files/page/files/food_security_es.pdf

× ¿En qué podemos ayudarte?